San Martín - nuevo municipio
2 de marzo de 2020
Se entregaron viviendas del Barrio Palmira Crece
Son parte del mega proyecto Antonio “Tapita” Spano ubicado en el extremo sur de la localidad jarillera. Son cinco viviendas para familias vecinas que vivían en los actuales terrenos de Pasip.

En la mañana del viernes, el intendente Raúl Rufeil, entregó la llave a cinco nuevos propietarios del Barrio Palmira Crece. El emprendimiento habitacional, en el sur de la Ciudad de Palmira, consta de cinco viviendas de 54 metros cuadrados cada una, con una inversión del Programa Nacional Hábitat e implementado por el Instituto Provincial de la Vivienda que ha sido de 6.187.574 pesos. Previamente, la comuna había dotado de urbanización al predio, entre otros aspectos relacionados con el proyecto.

“No sólo es una vivienda, es un hogar compuesto por personas. Eran familias que vivían en lo que es hoy el predio del Pasip que acceden a su vivienda digna. Para este tipo de cosas es importante el endeudamiento del Estado, para trabajar, por ejemplo, en el déficit habitacional. La vivienda es donde los chicos pueden vivir con su familia, pueden estudiar, desarrollarse. Por eso desde el gobierno municipal tomamos en serio esta necesidad y trabajamos todos los días para lograr que cada familia tenga su vivienda”, aseguró el intendente Raúl Rufeil.

En un acto corto, pero sobrado de emotividad, funcionarios municipales y vecinos pudieron dialogar, recorrer las nuevas casas y conocer los importantes proyectos que se esperan para la comunidad de Palmira.

“La población crece y es necesario concretar viviendas. Estamos muy contentos por las gestiones realizadas hasta el momento. La gran Ciudad de Palmira tiene que ser apoyada por el municipio y por la Provincia y en eso está empeñado Raúl Rufeil y el Concejo Deliberante”, sostuvo Daniel Llaver, presidente del HCD, mientras que Luisa Onofri, vicepresidente primera del Concejo, expresó la importancia de que las familias puedan tener un techo propio. “El intendente y los concejales estamos muy abocados a trabajar en conjunto para solucionarle los problemas a los vecinos”.

Cada vivienda tiene un estar, comedor, cocina, baño, dos dormitorios y un lavadero exterior techado. Su construcción es tradicional, con muro de mampostería de ladrillón y losa a cal. Las casas se entregaron pintadas y con veredines de hormigón.

“Para nosotros es muy importante porque hemos luchado tanto para tenerla. Vivíamos en una finca y teníamos muchas necesidades. Hoy podemos disfrutar de una casa de verdad”, dijo Dora Estela, propietaria de una de las nuevas viviendas del Barrio Palmira Crece.

Cabe destacar además que la obra demandó urbanización y redes de servicios como cloacas, agua, electricidad, alumbrado público y sus correspondientes conexiones domiciliarias.

María Marta Ontanilla, presidente del IPV, aseguró que las viviendas entregadas son parte de una mega obra que contempla una partida de 200 millones de pesos. “Queremos trabajar vinculados con los municipios, ellos priorizan los barrios que el IPV construye. Actualmente le pedimos a las comunas que nos consigan terrenos con urbanización para amortiguar el impacto de la cuota a los beneficiarios”, aseguró la funcionaria.