San Martín - nuevo municipio
PRENSA
14 de diciembre de 2019
El sorpresivo obsequio que emocionó al intendente Raúl Rufeil en su asunción.
Luego de la jura y de su discurso que resumió en “la revolución de las cosas sencillas”, cuando finalmente bajó del escenario como el nuevo intendente de San Martín y en medio del largo aplauso con el que lo reconoció un Centro de Congresos colmado y al que nadie quiso faltar, Raúl Rufeil (59) se metió entre el afecto de la gente que arremolinada buscó su saludo, un apretón de manos o un beso, también una foto, una caricia o una palmada sobre el hombro.

Hubo también algunos regalos informales, alguien le arrimó una botella de buen vino, recibió un par de cartas y también hubo una mujer que le entregó una camiseta del Racing Club, equipo del que Rufeil (junto con el León del Este) es hincha desde siempre. Raúl se sorprendió por el regalo, devolvió el gesto con un beso y una sonrisa y alguien más aprovechó el momento y le dijo, casi al oído: “Hoy Racing sale campeón Raúl y va a ser un buen augurio para vos y para tu gobierno, ya vas a ver”.

Fue un vaticinio que el intendente apenas escuchó, en medio de tanto revuelo como el que lo rodeaba y donde la gente se apretujaba por saludarlo mientras que él, devolvía el cariño y buscaba una de las salidas del salón para hablar brevemente con la prensa.

Susana Mercado, es amiga del intendente y la mujer que le obsequió aquella camiseta de Racing y cuentan quienes los conocen que su papá, Raúl Exequiel Mercado, fue quien hizo a Raúl hincha de la Academia, hace ya muchos años, cuando el hombre era apenas un niño de primaria, que solía correr tras una pelota y que supo entonces de grandes hazañas racinguistas, como el título intercontinental del 67, cuya formación en la cancha, Rufeil recita de memoria: Carrizo, Perfumo y Díaz, Martín, Basile, Chabay y Rambert, Rulli, Cárdenas, Rodríguez y Maschio… el equipo de José Pizzuti. Memorable y épico.

Y precisamente en aquel 1967, hace ya poco más de medio siglo, Racing conquistaba dos títulos: primero la Libertadores y luego la Intercontinental ante el Celtic, en una tarde en el Cilindro de Avellaneda que quedó para la historia y como le cabe a toda épica que se precie de tal, con sufrimiento: Racing comenzó abajo en el marcador en un partido áspero, pero luego lo dio vuelta y terminó campeón por 2 a 1, en un partido en el que el equipo argentino se brindó por entero y no se guardó nada.

Y en la tarde de ayer, la Academia repitió esa hazaña, la de dos copas en un mismo año: primero el campeonato de la Superliga y ayer el Trofeo de Campeones, luego de vencer a Tigre por 2 a 0.

El de éste 14 de diciembre fue un sábado distinto y particular: un radical de cuna e hincha de Racing asumió la intendencia de San Martín, luego de 16 años de gobierno peronista y en el mismo día, la Academia salió campeón con una performance de dos títulos seguidos que no obtenía desde hace 50 años.

Tal y como su Academia querida, el intendente también aspira a brindarse por completo y al mando de su equipo municipal buscará quedar en la historia grande del departamento. Rufeil intendente y Racing campeón, todo en un mismo día, no parece una casualidad y seguramente es el augurio del inicio de un buen gobierno para los sanmartinianos.